Cómo adelgazar después del embarazo

Por fin se terminaron los nueve largos meses, y estás deseosa de deshacerte de esas libras de más que te dejo el parto. Como madre nueva, te sentirás titubeante cuando se trata de dejar a tu bebesitoaunque sea por un minuto, pero por fortuna existen muchas maneras de hacer ejercicio mientras pasas tiempo con tu bebesito. Este articulo te dará unas muy buenas ideas que incluyen a tu pequeño el momento de hacer ejercicio.

Después de tener un niño, es difícil para muchas madres volver al peso que tenían antes del parto. A pesar de querer ponerse en forma, asistir a un gimnasio puede ser algo intimidante. Existen formas de adelgazar sin ir al gimnasio, y este artículo te explicara algunas de ellas.

Asistir al gimnasio es una opción perfecta para las personas que quieren perder las libritas de mas, ya que un gimnasio tiene muchos equipos para ayudarte a poner en forma. No hay una razón por la que no puedas adquirir equipos y convertir ese cuarto adicional de tu su hogar en tu propio gimnasio. Esto hará posible que hagas ejercicio a tu conveniencia sin tener que abandonar tu su hogar.


No todo el mundo tiene el espacio para un gimnasio en casa, así que se hace difícil adquirir equipos grandes para hacer ejercicio. Otra buena solución para ejercitarseen casa es adquirir videos de ejercicios. Existen miles de videos de ejercicios a la venta, así que nada te impide que compres uno o varios de ellos.

El trabajo de jardineríaes algo que muchasde personas les aterra, pero deberías verlo como una oportunidad para rebajar. Cosas como arrancar maleza, sembrar un jardín y rastrillas las hojas secas te ayudara a quemar muchas calorías. Si vives en un clima que es muy calido, tendrás una ventaja más grande ya que el calor te permitirá quemar aun más calorías.

Si decides ir al gimnasio, tendras que tratar de encontrar un gimnasio que atiende a personas con peso excesivo. Existen muchos disponibles, y te sentirás más cómodo asistiendo a uno de estos. En caso de que no haya uno cerca de tu hogar, intenta ir al gimnasio en las horas en las que no se encuentra muy lleno.

Ten presente que tienes una muy excelente razón para haber aumentado de peso, y no te permitas deprimir a ti misma. Aumentar de peso es algo muy natural cuando se tiene un bebé, así que no te sientas avergonzada porque ya no eres tan esbelta como lo fuiste alguna vez. Concéntrate en ser una gran mama y criar un niño saludable, y concéntrate en tu peso en tu tiempo libre.

Si antes de tener a tu hijo disfrutabas dar paseos en bicicleta, no hay una razón por la cual no puedas continuar después de que haya nacido. Existen muchas opciones diferentes en el mercado que te permiten que tu hijo pasee contigo. Hay asientos que se pueden colocar sobre la llanta trasera de tu bicicleta, al igual que carriolas que puedes instalar detrás de la bicicleta y halarla. Asegúrate de que la opción que elijas te haga sentir cómoda, ya que estarás llevando la carga mas preciosa del mundo. Asegúrate de invertir en un casco de tamaño adecuado tanto para ti como para tu bebé.

El ejercitarse es mucho más tratable cuando maneras parte de un equipo. Tal vez no quieras que te vean en un gimnasio, pero si consigues una amiga que te acompañe te puedes beneficiar. Otra madre nueva seria una opción perfecta, así que deberías considerar tratar de conocer a alguien que al igual que tu, sea una nueva mama.

Si la naturaleza no es para ti, o si prefieres hacer ejercitarse en la comodidad de tu casa, existen muchas actividades que puedes hacer dentro de casa. Levanta a tu bebesito sobre tu cabeza y bájalo varias veces. Esto no es solo divertido para el hijo, sino que te ayuda a formar músculos en tus brazos, hombros y espalda. Si cargas a tu bebé muy cerca de tu pecho y te pones de cuclillas, te ayudara a fortalecer los músculos de tus piernas. Pon música movida y baila con tu niño por una media hora, esta es una forma muy divertida y efectiva de quemar calorías.

Tal vez te sientas muy ansiosa de dejar a tu bebesito por largo rato pero tengas muchas ganas de hacer ejercitarse en el gimnasio. Es una buena idea preguntar a los gimnasios locales si es que ofrecen servicio de guardería mientras haces ejercitarse. Esto te permite ejercitar mientras estas cerca de tu bebesito, y el se beneficia de interactuar con otros niños. Esta opción te da libertad de concentrarte en tu entrenamiento y relajarte por unos minutos.

Con todas las demandas de ser una madre, puede ser difícil de encontrar tiempo para perder esas libras demás por causa del embarazo. Incluye a tu hijo en tu rutina de ejercitarse y los dos se beneficiaran. Aplica estos consejos y estarás de camino a recuperar tu cuerpo y formaras un vinculo con tu infante al mismo tiempo.

En resumen, no permitas que unas libras de mas te hagan sentir mal. Acepta tu nuevo cuerpo, y trata de encontrar formas de perder las libritas de mas sin estresarte. Las sugerencias mencionadas antes te pueden ayudar a alcanzar tu objetivo. Una vez que logres obtener tu peso perfecta, te darás cuenta de que no requiere de tanto esfuerzo como te lo imaginaste. Ten presentes estos consejos que acabas de descubrir para perder el peso que subiste durante tu alumbramiento.

Si buscas leer mas informacion acerca el proceso de embarazo te sugerimos que visites a www.tumaternidad.com y a

Write a comment

Comments: 0